Palabras

domingo, 2 de septiembre de 2007

Con una inconsciente dureza, más temprano que tarde tus palabras terminan por herir a las personas que te rodean, pasando por alto sus sentimientos, y el trato especial que merecen, poco a poco tú mismo eres el causante de que la soledad te haga compañía, intentas evitarlo tomando precauciones, seguramente una vez anterior te haya servido de aviso para lo que se avecinaba, pero al no acabar de raíz con la causa del problema, en algún momento este tenía que hacerse presente, y lastimas a una persona especial con esas hostiles palabras que nacen en tu mente.. lamentos en vano, caes en la duda, caes en la reflexión, y te replanteas, y pasas a vivir hoy lo que temías a futuro, esta vez no necesitas una vía de escape, debes afrontar la situación, y remediar lo que la está causando, si todo continúa así ya no habrá vuelta atrás, cada segundo cuenta al tratarse de buscar de respuestas, y al parecer no quedan muchas oportunidades para escoger las palabras adecuadas.. y antes de dañar a otra persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario